tipos de tarimas

Las tarimas son un tipo de pavimento muy ligero que se diferencia de otros suelos por el sistema de instalación y el tamaño más largo y ancho de las lamas.

Para la fabricación de las tarimas se usan varios tipos de madera, por lo tanto el color y la textura no siempre es igual. Por lo general, las maderas que se utilizan son merbau, jatoba, nogal, caoba, roble, arce y cerezo.

Pero en este post queremos aclararte cómo se colocan las tarimas y qué tipo de tarimas hay.

Colocación y tipos de tarimas.

Colocación

Para la colocación de las tarimas los fabricantes utilizan varios tipos de patrones, como:

  • Cubierta de barco a la inglesa, que consiste en crear el suelo con tablas en paralelo colocadas de tal manera que cada una coincida en la mitad con la tabla de su extremo.
  • Cubierta de barco a la americana, se construye con las tablas en paralelo haciendo que una tabla coincida por cada extremo con ¾ partes de una tabla y ¼ de otra.
  • De marquetería, fabricada con incrustaciones de madera coloreada.
  • Corte de pluma o punto de Hungría.
  • De ensamblaje, consiste en cruzar las tablas de madera entre sí, cubriendo con pequeños trozos de madera los huecos que se van formando entre ellas.

Clases de tarimas

Existen tres tipos de tarimas:

El macizo: Se fabrica a base de madera maciza, las tablas utilizadas miden entre 150 y 220 centímetros de largo y 25 centímetros de ancho.

El enchapado: se construye con lamas finas no mayores a los 5mm, de madera noble, estas luego se fijan a otras láminas de madera de menor calidad cuyo grosor es de uno 10 mm.

Parquet: las tablas de estos suelos son normalmente de 100 x 2,5 mm y su grosor de entre 14 a 17 mm, la longitud varía entre 400 x 70 x14 y 500 x 75 x 17 mm.

La calidad de las tarimas es muy variada y básicamente la durabilidad y resistencia  determinan el uso que se le va a dar al suelo.

Estas se clasifican por la clase, mediante la cual se toman en cuenta una serie de criterios incluida la resistencia superficial y el uso (domestico, comercial, etc.), con respecto al espesor, ya que cuanto más tenga será de mayor clase.

El tipo de anclaje entre las lamas también es una variable importante a considerar respecto a la calidad del suelo. Este debe garantizar un agarre perfecto que no permita la separación con los años y evite el paso de la humedad.

La madera que se utilice para la fabricación es un factor importante, no porque unas sean mejores que otras, sino por las cualidades de cada tipo. Por ejemplo, el nogal es más resistente a la humedad en cambio el roble es muy fuerte, por lo que este último funcionaría muy bien en lugares de alto tránsito.

Calidad y garantía de fabricación

En el mercado hay tantos fabricantes como variedad de productos, por lo tanto la calidad y variedad de precios es bastante significativa. En cualquier caso y a la hora de buscar un fabricante para adquirir las tarimas, te sugerimos darle importancia a la garantía que te ofrecen. Por ejemplo, una garantía de 30 años habla muy bien de la calidad del producto y la seriedad de la empresa.

Ahora depende de ti, tomar la decisión que mejor se ajuste a tu presupuesto y necesidades. Si estás buscando tu tarima en Marbella estaremos encantados de asesorarte… ¡todo nuestro equipo de profesionales están a tu disposición!

Deja un comentario